jueves, 20 de julio de 2017

Drip Cake



Lo más característico de esta tarta son los churretes que caen alrededor del pastel por lo que yo la he traducido como "Tarta de churretes". Cuando tocó este desafio, yo no pude participar por motivos personales. Así es que ahora en verano me quito esta espinita y la preparo para mi cumple. Cuando veo estas tartas tan despampanantes me entra el pánico, pero como se trata de un reto y a mí me encantan, aunque algunas veces me salgan churros, voy a por ello. He cogido ideas de unas compis de reto, esa es la ventaja de hacerlo ahora. Aquí está el resultado.
Con esta receta participo en el reto de Desafío en la Cocina del mes de julio. 

Ingredientes para el bizcocho:

3 huevos
un yogur natural
2 medidas del yogur de azúcar
2 medidas del yogur de harina
1 medida del yogur de aceite
un sobre de royal
la ralladura de un limón
3 moldes usar y tirar de 18 centímetros de diámetro

Preparación del bizcocho:

Precalentamos el horno a 180 grados.
Ponemos los huevos con el azúcar en un bol y batimos con las varillas eléctricas hasta que doble su volumen. Añadimos el aceite, el yogur y la ralladura de limón, batimos ligeramente para que se integren los ingredientes.
Tamizamos la harina junto a la levadura royal y lo añadimos al bol, mezclamos todo bien.
Engrasamos los 3 moldes con un spray o con mantequilla. vertemos la mezcla repartiendo la misma cantidad para cada uno de los moldes y cocemos en el horno durante 15 minutos. Los dejamos enfriar.


Ingredientes para la mouse de fresa:

500 gramos de fresa limpias y troceadas
1/2 litro de nata para montar
100 gramos de azúcar
6 hojas de gelatina

Preparación de la mouse:

Trituramos las fresa con el azúcar, ponemos a hidratar la gelatina en agua durante unos 10 minutos.
Montamos la nata con las varillas eléctricas (tiene que estar muy fría para que monte bien).
ponemos una pequeña cantidad del puré de fresa en un cazo a calentar sin que llegue a hervir y en él disolvemos la gelatina, una vez disuelta añadimos el resto del puré de fresas y a continuación le vamos añadiendo poco a poco con movimientos envolventes la nata montada. Dividimos la mouse en dos recipientes y las metemos al frigorífico para que vaya cogiendo cuerpo.

Ingredientes para la decoración:

100 gramos de chocolate negro
100 gramos de nata
almendras garrapiñadas
piruletas
bolitas de chocolate
cualquier adorno que se nos imagine y nos guste

Para preparar la decoración ponemos la nata a calentar y sin que llegue a hervir, derretimos en ella el chocolate removiendo con una cuchara de madera hasta que esté bien disuelto.

Montaje del Drip Cake:

En la bandeja donde lo vayamos a servir, colocamos el primer bizcocho, cubrimos con dos tercios de la mus de fresa de uno de los recipientes, 


colocamos el segundo bizcocho, (yo he utilizado un aro de la misma medida que los bizcochos para ayudarme al montaje) y volvemos a cubrir con otros dos tercios de mus de fresa del otro recipiente. 


Finalmente ponemos el último bizcocho, rellenamos los huecos laterales y cubrimos todo el Drip Cake con el resto de mus de fresa que hemos reservado. Lo metemos al frigorífico durante un par de horas.


Media hora antes de sacarla hacemos la ganaché de chocolate y antes de que se enfríe con ayuda de una cuchara, marcamos el borde de la tarta echando un ilo de ganaché dejando que escurra hacia abajo.
Luego vamos cubriendo la superficie de la tarta y la ponemos a enfriar.


El siguiente paso es decorar el Drip Cake, hay muchísimas posibilidades, y aquí lo dejo a la imaginación de cada uno.






3 comentarios:

  1. Pues sí que te has quitado bien la espinita... La tarta se ve espectacular, una presentación chulísima y lo mejor será lo rica que debe estar... Una delicia, besos.

    ResponderEliminar
  2. que maravilla de tarta ...queda chulísima ...un besote

    ResponderEliminar
  3. Que tarta más bonita. Los adornos son geniales y el interior me imagino que va a estar de muerte. Felicidades Catina

    ResponderEliminar